“Me tatuaría a Mort Cinder”

Respuestas de José María Marcos para el Cuestionario Infocañuelas. 26-09-16

Por Germán Hergenrether

—¿Qué es lo que no puede faltar en tu heladera?
—Queso. Como alguna vez dijo Lovecraft en sus cartas, “¡¿a quién no le gusta?!”.
—¿Y en tu mesa de luz?
—Un libro. Hoy está la edición de Juan Antonio Molina Foix de la novela Drácula (1897) de Bram Stoker.
—¿Cuál fue el papelón de tu vida?
—En esta comedia me conformo con los papeles más sencillos.
—¿Lo que más te hace reír?
—El sainete negrótico. Ejemplos: la peli Muertos de risa (1999) de Alex de la Iglesia o el corto El mate amargo (2012) de Demián Rugna.
—¿Qué harías si fueras invisible por un día?
—Llevaría adelante un plan que jamás revelaría.
—Tres cosas obligadas en tu billetera...
—Tres postales que dijeran lo mismo: “Todo pasa”.
—Si tuvieras que hacerte una cirugía estética, ¿qué cambiarías?
—No me gusta el quirófano. Sólo por artes mágicas aceptaría un ajuste general.
—Tres cosas que te seducen del sexo opuesto.
—El cuerpo, la voz, su sabiduría.
—¿Tenés algún tatuaje? ¿Alguna vez pensaste en hacerte uno?
—No tengo. Sin embargo, podría grabarme a Mort Cinder, personaje de la dupla Oesterheld-Breccia.
—Si te descubrieran saliendo con una famosa, ¿quién te gustaría que fuera?
—Preferiría que no me descubran.
—Algo que no soportás de tu pareja y que nunca te animaste a decirle.
—No puedo declarar. Ella va a leer este reportaje.
—¿Frente a quién te sacás el sombrero y a quién nunca le darías la mano?
—En la tira Hulk: futuro imperfecto, me sacaría el sombrero ante el Hulk joven que cree en la humanidad, pese al maltrato y el desprecio que recibe de su prójimo. Esquivaría al Hulk viejo (a quien llaman “Maestro”), que odia a todos y seguramente destrozaría los huesos de mi mano.
—La última vez que pediste perdón y por qué fue.
—Te pido disculpas por no poder responder esta pregunta.
—Si pudieras volver el tiempo atrás y cambiar algo que hiciste o dijiste, ¿qué sería?
—Trataría de responder la pregunta anterior.
—De toda tu vida, si pudieras congelar un día para siempre, ¿cuál sería?
—No congelaría ninguno. No me gusta vivir en el frío.
—¿Qué lugar del mundo te gustaría conocer?
—Me gustaría conocer el estado de Maine de la mano de Stephen King.
—Si te cayera del cielo una gran suma de dinero, ¿en qué la gastarías?
—En primer lugar me tomaría unas largas vacaciones para ver qué hago con esa fortuna.
—Canción, libro y película favoritas.
—Hoy: un CD completo, Corderos en la noche (1991) de Las Pelotas; el libro Matando enanos a garrotazos (1982) de Alberto Laiseca; y la película Sueños de libertad (1994) de Frank Darabont.
—¿Cuál es el piropo más lindo u original que te dijeron?
—Te parecés a Terminator… en la fase final.
—¿Y el regalo más insólito que te hicieron?
—Para Reyes me prometieron un loro a cuerda y me trajeron un robot a pilas.
—¿Te animás a contar algo que nadie sepa de vos?
—Nací en el planeta Marte.
—¿Alguna asignatura pendiente?
—Grabar un disco de rock.