Noom: un zombi ya pronto será

Artículo de José María Marcos para la revista Noom (Especial Zombies, septiembre de 2015)

Ilustración: Martín Chandías.
“Una sombra ya pronto serás, / una sombra lo mismo que yo”. Caminito, Gabino Coria Peñolaza y Juan de Dios Filiberto. 

En la literatura y el cine de terror hay al menos dos tipos de zombis bien diferenciados. El primero es el de origen haitiano, controlado por brujos (los bokor) vinculados a su religión: el vudú. El segundo, llamémoslo “el moderno zombi” o “muerto vivo” a secas, nace en el cine con George Romero a partir de El regreso de los muertos vivos (1968). En varias entrevistas, el propio Romero declaró que su película surgió de querer filmar la novela Soy leyenda (1954) de Richard Mathenson, donde los vampiros están tomando el control del mundo. El contagio se debe a una enfermedad sanguínea que nada tiene que ver con el catolicismo, en la línea de los redivivos que alcanzaron su máxima expresión en el Drácula (1897) de Bram Stoker. Así las cosas, en una asociación involuntaria, la dupla Romero-Matheson dio nacimiento al moderno zombi, que deja atrás la iconografía vinculada al cristianismo y también al mundo del vudú. Esto lo escribí para el festival de cine XIII Buenos Aires Rojo Sangre (2012), y luego, el texto apareció como una introducción en El libro de los muertos vivos. Cuentos de zombies (Lea, 2013). En este artículo, en cambio, hablaré del cine y la literatura de zombis en Argentina. Leer completo aquí