Horas robadas a la noche

Agradezco a Julia Tonello y Nicolás Doffo por la entrevista realizada para Horas robadas a la noche, espacio dedicado al escritor y su oficio.
En mi casa y en el trabajo, que a veces son lo mismo.
2- ¿Trabajás en computadora o a mano?
En la computadora.
3- ¿Escribís todos los días? ¿Tenés un horario fijo?
Todos los días. Literatura y periodismo. Algunas horas a la mañana y otras a la tarde y noche.
4-¿Cuánto tiempo le dedicás?
Mucho. Gran parte se lo lleva la redacción periodística. Igual me siento dichoso de que en los últimos años he conseguido más tiempo para mis ficciones.
5- ¿Algún ritual, costumbre o manía a la hora de sentarse a escribir?
Me gusta haber dormido bien. Haga frío o calor, vienen bien unos mates.
6- ¿Cuándo das por terminado un texto? ¿Qué recorrido emprende ese texto?
Nunca se acaba un texto. Como lo han dicho otros escritores, se abandona a la hora de publicar. De igual modo, podría dividir el proceso final en dos etapas. Primero, cuando creo que desarrollé lo que tenía que contar. Segundo, cuando tras largas correcciones quedó decentemente editado. El recorrido suele ser insospechado.
7- ¿Qué relación tenés con tu biblioteca?
Adoro mis libros. En estos años, la biblioteca se me está yendo de control por la enorme cantidad de ejemplares que ingresan mensualmente. Me he quedado sin estantes y hay muchos libros en cajas, por el suelo, arriba de mesitas, y me cuesta desprenderme hasta de aquellos que tal vez nunca más hojearé. Algún día les contaré si tomé alguna medida.
8- ¿Qué libro te gustaría leer?
Tengo una larga lista. Esta semana, por ejemplo, pude abordar Cuentos de hadas chinos, que me regaló hace rato mi hermano Carlos. Es muy interesante conocerlo después de haber leído las historias recopiladas por los hermanos Grimm y Perrault. Son notables tanto sus puntos de contacto como sus diferencias.
9- ¿Qué cinco libros no pueden faltar en tu biblioteca ideal?
Por cuestiones afectivas, geográficas, históricas y del azar, mi biblioteca personal se fundaría con las obras completas de Alberto Laiseca, Liliana Bodoc, Stephen King, Enrique Medina y Ernesto Sabato. Y si me permiten, agregaría a Alejandra Pizarnik, Bernardo Kordon, H.P. Lovecraft y los bolsilibros de Bruguera. Esto, por supuesto, para comenzar.
10- ¿Cuáles son los autores/libros que te parecen más sobrevalorados y cuáles los menos valorados?
Eso varía en el ámbito en que uno se mueve y se va modificando con el tiempo. Cito a Laiseca: “Al final todos seremos injustamente olvidados”. Pienso que lo mejor es no preocuparse demasiado.
11- ¿Qué relación tenés con la inspiración?
Soy de los que creen que lo central es el trabajo. Si aparece la inspiración, bienvenida.
12- ¿Cuándo una persona se convierte en un buen lector?
Estimo que habrá muchas formas. En mi caso, un buen lector es aquel que aprendió a desoír el “eso no se lee”, ejercita la lectura con regularidad y disfruta de las más diversas estéticas. Sabe darle una oportunidad a cualquier libro.

BONUS TRACK

—Experiencias e impresiones de escribir estimulado por alguna sustancia o en un estado de conciencia alterado.
—Mi mejor viaje es escribir pensando que relato sucesos que veo en vivo y en directo. Soy el único testigo y mil rol es contárselo a los demás.

¿Nos mostrás tu biblioteca y tu lugar de trabajo?

Cthulu, mediando entre el Necronomicón y el
Tratado del oficio del muerde muertos.

Nota publicada en febrero de 2014.